Archivo de la categoría: Sin categoría

Yo tejo. Cuál es tu super poder?

Estándar

Amo tejer porque estar unida a un hilo me recuerda el hilo que me unió a la vida y la tranquilidad que sentí antes de ver la luz del mundo, en el vientre de mi madre. Y así como me fue transmitida la energía vital, por medio de un hilo; me fue legado el arte de tejer a mis escasos siete años.

A esa edad en la que uno juega a las muñecas y a cocinar como los grandes, ya iba yo por las casas de mis pequeñas amigas cargando mochilitas, hilos y agujas. Heredé tejer y bordar sin saber el tesoro que tenía entre mis manos.

Amo tejer, porque significa mucho más que entrelazar hilos, significa entrelazar ideas, planear el proyecto, escoger los colores e imaginar cómo será cuando esté terminado. Tejer pone a prueba toda mi creatividad, mi capacidad de planeación, mi competencia de ejecución; tejer me reta a estar siempre diseñando cosas nuevas y me reta también a superarme en el próximo proyecto que se me ocurra hacer. Es como un libro práctico de autosuperación, la diferencia es que es más divertido estar enredando ideas y experimentar por sí mismo.

PERU4

En el lago Titicaca, los hombres tejen desde niños.

Lo que se hereda no se hurta.

De mis padres heredé mucho más que la habilidad con mis manos, heredé el tejido y el bordado, aprendiendo con ello a resolver problemas con un hilo y una aguja, quien se iba a imaginar que esa capacidad, me daría la guía en la vida, para resolver tantas situaciones, que vienen porque tienen que venir. Pero que de todos modos, no esperamos que aparezcan de repente con su discurso retador de “a que no vas a poder conmigo”.

El oficio de tejer fue mi mejor amigo durante las largas jornadas de clases insoportables en la universidad, tejer también hacía el tiempo más divertido en las horas muertas de los “huecos estudiantiles”, tejer se convirtió en la mejor forma de pasar el tiempo conmigo misma y descubrir que siempre hay cosas nuevas por hacer, que la aventura nunca termina.

De mis padres también heredé el hábito de refugiarme en las artes manuales, antes de tomar decisiones precipitadas, permitiéndo de alguna forma, que fuera el arte quien me enviara las respuestas, todas las respuestas que yo no lograba ver. De mis padres aprendí el valor de lo que pueden expresar mis manos y la importancia de conectar las manos con la cabeza y que de nada sirve si no le pones el corazón.

La práctica hace el Maestro

IMG-20180531-WA0010.jpg

Yo misma, tejiendo una mochila viajera.

Durante tantos años de estar tejiendo, he descubierto cómo la joya que heredé en mi infancia me produce mucho más que felicidad.

Cuando descubrí hace poco, que una de las cosas que vine a hacer en este mundo era conectar gente, conectar a unos con otros; entendí que tejer significa conexión, mientras tejo el mundo desparece, mis palabras se esfuman junto con mis pensamientos, y el movimiento repetitivo genera un estado de bienestar que me transporta a otros mundos.

Así es como tejer se ha convertido a lo largo de mi vida en un hobbie, en una pasión, en un arte, en un trabajo y en una terapia. Una terapia que comencé experimentando, sin saberlo en todo el proceso de desarrollo de mi ser, y que luego conscientemente, utilicé para mis fines propios, como muchos mecanismos para evadir el psicólogo.

Tras años de práctica interna, logré hacer coloridas mochilas y también logré identificar la forma adecuada en que el tejido se hace conciente como práctica de meditación. Por eso insisto con tanta emoción,  a mis pacientes y a sus padres ¿Le gustaría tejer?

Gratitud

Yo siempre tengo entre mis manos una aguja y un hilo, porque en esa ecuación hay tejidos, y en esos tejidos hay amigos, y amigos de los amigos, y los familiares que siempre que con amor traen los materiales para hacer realidad ese sueño de tejer.

Gracias infinitas a todos los que de muchas formas hacen posible tejer.

Tejer también me conecta con amores espontáneos, como con mi amiga Lina, a quien conocí una tarde en la recepción de la clínica donde trabajabamos. Un amor a primera vista, que fue mucho más allá de compartir un consultorio. Un amor que hoy nos une en un plano superior, nos lleva a pasar calles como adolescentes, compartimos largos cafés mientras coleccionamos risas. Hoy mi pana y mi personal trainer por puro amor, logró lo que en 41 años no logro nadie, hacerme parar con la mejor postura, en muchos sentidos. Pero ese es otro capítulo de este blog.

Una amistad pura y verdadera, llena de risas y pilatunas. Una amistad llena de lentejuelas, hilos, botones y agujas. Una amistad llena de tardes maratónicas tejiendo y bordando. Una amistad tejida por la vida antes de conectarnos.

Para mi tejer va más allá de enredar hilos, tejo ilusiones y sueños, tejo vida al rededor de una fogata, tejo amistades en cada parte que visito, tejo el amor y al lado de mi amor, tejo atardeceres y amaneceres, tejo palabras alrededor de mis ideas, tejo productos únicos que van a engalanar a alguien, tejo viajes y durante los viajes, tejo mientras un adolescente se sienta a tejer a mi lado y a contarme todas sus penas.

Yo tejo porque para mi, tejer es la solución a todos mis problemas, tejer me llena de infinitas posibilidades.

Ese es el super poder que me hace ser quien soy, tejer y enseñar a tejer los sueños propios de cada ser humano.

Cuál es tu Super Poder?

newproject_1_original-10.jpg

Ilustración del Artista Karl James Mountford .

Sí te roba tu energía, no es bueno.

Estándar


Una de las grandes lecciones que he aprendido en la vida es justamente soltar todo aquello que me roba la energía, a menudo las personas llegan buscando ayuda para solucionar sus problemas cotidianos, curiosamente los personajes más populares que alteran la vida de las personas suelen ser sus hijos, su pareja y su jefe, tradúzcase también trabajo. Estos tres roles giran alrededor de la mayoría de nosotros generando conflictos internos y una eterna batalla que no tenemos la más mínima idea de como librar. El nudo se va enredando rápidamente en la cabeza  y en el corazón generando más caos y trayendo consigo dudas y más dudas.

Nos encanta comprar peleas y que mejor si la pelea es propia, así que más tarda en asomarse el sol, que nuestra cabeza comenzar a girar con pensamientos irritantes y el día comienza “peleando con la pelea” , increíblemente nos apasionamos tanto contando estas historias que al final del discurso pareciera ser que estamos un poco más tranquilos, no obstante también podemos ver nuestro lánguido reflejo, devastado y sin brillo en los ojos.

Justificar la razón de las miles de batallas que libramos a diario, es una forma de validarse, como también es una excelente forma de elegir seguir haciendo las cosas de la misma forma, entonces “Sí hasta ahora has hechos las cosas de la misma forma y los resultados han sido siempre los mismos. ¿Qué vas a hacer diferente esta vez?. Responder esta sencilla pregunta significa explorar adentro del ser humano, dejar de culpar a los demás por las decisiones que hemos tomado y comenzar a tomar acción sobre nuestros actos.

Las consultas más frecuentes que a diario recibo, son en un 100% referentes a las relaciones con otros seres humanos, normalmente las personas reportan tener la razón, muchas veces la tienen, en otras ocasiones no. Lo cierto es que de forma natural y genuina estamos acostumbrados a justificar todas y cada una de nuestras acciones, confiriendo al otro la responsabilidad de cualquier asunto conflictivo. “El problema es de él, Yo? Yo estoy bien”. Sin embargo al final de una jornada de servicio, podría concluir que las personas sufren, se enganchan, y permiten que les roben su energía porque así lo deciden. Es más cómodo quejarse del jefe, de la pareja, o de los hijos, que intentar cambiar la forma de pensar y sentir, permitiéndose ver las cosas con la real importancia que tienen.

          “Lo que no aprendes hoy, la vida te lo vuelva a poner en el camino, mucho más fuerte                                                                    hasta  que aprendas la lección para tu vida.”


En algún momento de mi vida, también yo tuve una batalla interna, las veces que aparecía siempre era de frente contra el jefe, mantuve quejas durante más de dos años, me fui profundizando cada vez más en el mar de lamentos que yo misma me inventé y le permití a las situaciones y a las personas robar toda mi energía, mi alegría y mi motivación… pero como la vida siempre es justa también tuve mis ángeles humanos alrededor, tal vez no compadeciéndome, cosa que hoy agradezco muchísimo pues sí se hubiesen sentado a llorar conmigo quizá sería una guerra de mil años; ellos más bien me acompañaron con firmeza y creo que siempre me repetían “Lo que no aprendes hoy, la vida te lo vuelve a poner, tal vez más fuerte hasta cuando lo aprendas”, así que con mucha apertura comencé a preguntarme el ¿Para qué? y lo que debía aprender, aunque este camino no fue fácil y el aprendizaje se lograra con lo que yo llamo lágrimas de sangre, lo cierto es que una vez lo pude asimilar me pude liberar y ver las cosas desde otra perspectiva.

Hoy no tengo más que agradecimiento hacia esas personas y hacia esas situaciones que me retaron y me obligaron de alguna forma a dar el giro, pregúntense ¿Qué están haciendo hoy para elegir el camino del No Sufrimiento?, ¿Cómo puedo validar la perspectiva y la opinión del otro, antes de imponer la mía? ¿Qué puedo hacer para alivianar mi viaje? ¿Cuáles son las decisiones que quiero tomar para llevar mi vida como desearía?

Elige vivir hoy con plenitud, perdona rápido, escucha a los demás, suelta todo aquello que pese en tu vida y sobre todo créele a tu intuición, siempre tendrá la respuesta que necesitas. Pero esa es otra historia que más adelante les cuento.

Tejer está de moda

Estándar

“El hilo mágico que mejora la calidad de vida, la salud y hace más felices a las personas.”

Tejiendo 1

Lo de tejer historias con mis manos lo llevo en la sangre. Desde que recuerdo, vi a mi abuelo haciendo casitas y canoas talladas en madera, vi a mi abuela bordar en su máquina Necchi carpetas y otras cositas, vi a mi padre trabajar la madera y a mi adorada madre coser vestidos de todos los colores y sabores para su princesa, o sea yo. Hasta recuerdo a mi hermano haciendo artículos de cuero a sus escasos 8 años, con un conocimiento básico de marroquinería.

Comencé a tejer a los diez años, en esa época le ensañaban a tejer a uno en la clase de vocacionales. Mi abuela me guió las puntadas y la forma como debía realizar una mochila y desde ese momento no he cortado el hilo mágico, de eso hace ya más de 20 años.

Para mí, los oficios de tejer, bordar y hacer arte con mis manos, significan estar en conexión conmigo misma, significan permitir que el mundo gire a su ritmo. Es vivir plenamente en un mundo donde todo sucede de forma genuina, es una pasión que llevo a donde quiera que voy; la misma que me acompañó durante mis largos días de estudiante universitaria lejos de mi familia, la misma que despertó en mi nuevas ideas, la que me ha ayudado a encontrar respuestas cuando no se me ocurre como resolver una situación. Tejer me lleva a lo más profundo de  mi ser, encuentro paz y tranquilidad en medio de hilos y agujas, tejer me trasnocha y allí en medio de la felicidad encuentro la plenitud.

He tejido innumerables mochilas inspiradas en el arte Wayuú, accesorios  y bufandas, todos ellos acompañándome en la fila del banco o recibiendo una visita en la sala de mi casa. Los mismos que salen de campamento, viajan conmigo en el avión y en largos trayectos de tren y son mis compañeros inseparables de vida. En este momento de vida, mis tejidos y bordados se han convertido en el punto de unión entre la psicología, el Coaching y el bienestar de las personas, congregando a mis amigas, vecinas, conocidas y cualquier mujer amiga de la amiga a disfrutar de un espacio lleno de bienestar, diversión y crecimiento personal.

Un ejemplo del bienestar que trae consigo el tejido, es aquel que se transfiere de generación en generación, en donde madre a hija se sientan en las tardes a tejer,  generando un espacio de comunicación en el cual se cuentan sus aventuras y se llenan mutuamente de amor. “Estoy recuperando la relación con mi hija Cata de 10 años, la cual está pasando por el duelo de la separación de su padre” comenta Sandra,  quien acudió buscando ayuda para el manejo de sus emociones frente a la separación de su esposo, luego de 23 años de matrimonio y frente al padecimiento de un cáncer de tiroides. Tejer, bordar y hacer artes manuales sana espontáneamente, son técnicas utilizadas ancestralmente para reducir la ansiedad, curar el estrés y las emociones negativas, así como prevenir la demencia.

Este proyecto que he llamado Coaching Creativo tiene como enfoque principal el uso de las artes manuales, especialmente el tejido terapéutico, como una herramienta de la salud, despertar la memoria celular que hay en cada persona generando bienestar por medio de la actividad manual. La neurociencia sustenta los beneficios de los movimientos rítmicos en la práctica del tejido y la compleja combinación de beneficios fisiológicos, psicológicos, conductuales, sociales y creativos experimentados.  Así es, como este proyecto aborda el enfoque “integral de la persona” con el fin de mejorar la calidad de vida y el cuidado de la salud, por medio de la variedad,  la curiosidad, la exploración, la creatividad, la risa y un montón de diversión.

Todos tenemos que encontrar el equilibrio y el disfrute de la vida, para sentirse autónomo y valorado. 

Tejiendo se puede lograr esto.

El Dr Herber Benson, Cardiólogo y profesor de Harvard, quien ha sido pionero de la medicina mente-cuerpo y fundador de  The American Institute of Stress, escribe: “No reclamamos innovación sino simplemente una validación científica de la sabiduría ancestral. Así es como la gente del movimiento de la Meditación trascendental, siente que es capaz de reducir la presión arterial por medio de los movimientos repetitivos de su arte”. Benson afirma que la acción repetitiva del tejido puede inducir un estado de relajación como la asociada con la meditación y el yoga, por medio de la atención consciente. Una vez las personas han aprendido, el ritmo del tejido puede disminuir la frecuencia cardiaca, la presión arterial y reducir los niveles sanguíneos perjudiciales de la hormona del estrés Cortisol. La gran diferencia entre la meditación y las artes manuales, consiste en que el oficio de hacer tiene un resultado tangible de objetos útiles y armoniosos, los cuales con frecuencia aumentan la autoestima y el sentido de orgullo de quienes practican el arte de tejer, bordar y crear.

Se han realizado diferentes estudios acerca de los beneficios que conlleva tejer y realizar actividades artesanales, El psicólogo  Milhaly Csikszentimihalyi describió este fenómeno como fluidez, que a su vez es el secreto de la felicidad; una afirmación respaldada por décadas de investigación. La razón es simple, cuando los seres humanos nos involucramos en actividades que implican creatividad sentimos que vivimos en plenitud. La neurociencia explica que el sistema nervioso solo puede procesar cierta cantidad de información a la vez, es por ello que cuando una persona comienza a crear, entra en un estado de trance en donde la vida fluye.

Otro estudio realizado en Canadá por el Departamento de Psiquiatría de British Columbia University, se llevó a cabo con 38 Mujeres quienes padecían de  anorexia nerviosa. Este pretendía disminuir la ansiedad asociada a los trastornos de la alimentación por medio del tejido de punto. Una vez las pacientes aprendieron el oficio, reportaron mejoras significativas, evidenciadas en una reducción subjetiva de la preocupación ansiosa cuando se teje. En particular, un 74% informó que disminuyó la intensidad de sus miedos y pensamientos, al igual que se aclaró su mente acerca de la preocupación de comer, sumando un efecto calmante y terapéutico. Un 53 % informó que proporciona satisfacción, orgullo y un sentido de logro.

“La fluidez experimentada mientras tejes, tiene el potencial de ayudar a los pacientes a disipar el caos interno”

Por su parte, la terapeuta ocupacional Victoria Schindler, concibe el tejido como un tipo de meditación que puede, entre otras cosas, reducir el estrés y combatir la inflamación. En su trabajo “Las Bases Neurológicas de la Ocupación”  (2007), se evidencia que las personas pueden utilizar actividades útiles y significativas como tejer, dibujar, meditar, leer y hacer arte, entre otras,  para contrarrestar los efectos del estrés y reducir el riesgo a la demencia, estimulando el sistema nervioso y con ello mejorando la salud y el bienestar.

Betsan Corkhill, Fisioterapeuta y Personal Coach, aborda el enfoque de bienestar integral para la persona por medio del oficio de crear. Betsan ha puesto su energía en la investigación y desarrollo del bienestar por medio de la práctica de las manualidades, específicamente el tejido de punto. Es autora del libro “Tejer para el Bienestar y la Salud” y una de las pioneras en Casas de Tejido Terapéutico en el Reino Unido y en el mundo.  En su artículo “Los beneficios de hacer Tejido de punto para el bienestar Personal y Social en la adultez” publicado en la edición de febrero 2013 de la revista British Journal of Occupational Therapy, resume los resultados de su maravilloso trabajo: “Hemos recibido una respuesta sorprendente para esta encuesta en línea con más de 3.500 respuestas de 39 países en tan sólo dos semanas. Dice en su página Betsan, quien en compañía de Dr. Jill Riley presentó los resultados de la investigación, en donde el 81% de los encuestados respondieron que se sentían más felices después de tejer.

Los beneficios van acompañados de cambios profundos a nivel psicológico, fisiológico, neurológico, social y de comportamiento, puesto que Tejer se convierte en una herramienta que está al alcance de todos y que al final es medicina para el alma.

Las habilidades y sentimientos experimentadas al tejer, son transferibles a la vida cotidiana. Por tratarse de un proceso de atención consciente,  la actividad de tejer es una forma de meditar, la cual promueve en las personas la perseverancia, la paciencia y el aprendizaje de los errores, relacionando el tejido con la vida misma, se puede aprender a solucionar los retos del día a día.

Ser creativo implica encontrar nuevas formas de hacer las cosas, por ello el estrés, la depresión y el dolor pasan a un segundo plano mientras el cerebro construye obras de arte. El trabajo de Corkhill indica que la capacidad creativa está estrechamente vinculada con el bienestar, la flexibilidad psicológica y la capacidad de auto-gestionar y resolver problemas. Pensando creativamente se encuentran más alternativas.

Medicina Ancestral

medicina ancestralImagen tomada de: http://c-t-del-p-wayuu2.blogspot.com.co/ Imagen sujeta a derechos de Autor.

Desde siempre nuestras abuelas y tatarabuelas se han dedicado a las oficios manuales, para nadie es un secreto que aquellas mujeres que tejían o bordaban hasta su vejez se mantenían más “lúcidas” que quienes no practicaban ninguna actividad artística, hoy la neurociencia sustenta que hacer oficios creativos protegen el cerebro del envejecimiento.

En el mundo entero hay unos 47,5 millones de personas que padecen demencia, y cada año se registran 7,7 millones de nuevos casos. En nuestro país la cifra supera los 200 mil pacientes que se encuentran entre los 65 y 85 años de edad, mientras los científicos enfocan sus esfuerzos en encontrar formas naturales para proteger el cerebro.

Hacer manualidades en sus múltiples formas promueve la plasticidad del cerebro puesto que tiene la capacidad de involucrar diferentes áreas de forma simultánea y coordinada, mejora la memoria y la concentración, es una de las medicinas que ha sido utilizada desde los tiempos de nuestros antepasados indígenas.

Hoy, esta herencia mejora la calidad de vida de las personas, les ayuda a enfrentar retos de salud, enfermedad, soledad, ansiedad, depresión y estrés. En Europa, hombres y mujeres tejen en los trenes mientras van camino a casa, el oficio, aclara la mente y absorbe el estrés laboral, permitiendo que lleguen a sus hogares libres de la carga emocional que produce el trabajo.

Luego de pasar por diferentes profesiones, incluido el Oficio del Arte Manual, pude integrar las diferentes disciplinas en un programa de Tejido Terapéutico, convirtiendo mi trabajo en mi propia pasión.

Mediante el Coach de Vida acompaño a las personas en su proceso de transformación personal, potencializándo todos sus talentos, encuentran en el tejido, el bordado y cualquier actividad artística nuevas formas de afrontar los retos diarios de su vida, los cuales pueden abarcan desde dejar de fumar, superar la separación, mejorar las relaciones con sus hijos y esposo, hasta el manejo de dolor frente a la enfermedad.

Me he propuesto ayudar a las personas que acuden a mí desde un abordaje integral, luego de leer todos estos artículos me inspiré y decidí escribir mi propia experiencia, yo misma lo vivo todos los días, mientras tejo  no me queda tiempo para ocuparme de mi cuerpo, o mis problemas cotidianos. No siento hambre ni cansancio, es como si mi cuerpo desapareciera en un plano espiritual. Tejer es mágico, el solo hecho de sentir la lana entre los dedos sana, tranquiliza la mente y el corazón. 

“La tendencia ha comenzado a crecer y lo que es tendencia se va convirtiendo en moda, así que ponte a la moda”

 

Hablemos, contáctame al 313 855 31 77… y comienza a disfrutar esta aventura….

Lina María Rodríguez

Psicóloga, Arte-Sana y Personal Coach

http://www.doctoralinita.com

 

Referencias

Engaging in cognitive activities, aging, and mild cognitive impairment: a population-based study. Geda YE1, Topazian HM, Roberts LA, Roberts RO, Knopman DS, Pankratz VS, Christianson TJ, Boeve BF, Tangalos EG, Ivnik RJ, Petersen RC.

The neurological basis of occupation. Gutman SA1, Schindler VP.

THE KNITTING EQUATION – Paper published in the February 2013 issue of the British Journal of Occupational Therapy. For reference purposes please look for http://www.stitchlinks.com 

Riley J, Corkhill B, C Morris (2013)

The Health Benefits of Knitting By JANE E. BRODY. JANUARY 25, 2016 5:45 AM

¿Qué ocurre en tu cerebro cuando tejes? (Tomado de http://cnnespanol.cnn.com) Autor:  Paula Andrea Daza, CNN

1446 ET (1846 GMT) 26 marzo, 2014 Por Jacque Wilson, CNN

La gestión de la ansiedad en los trastornos de la alimentación con tejido de punto. Clave-Brule M 1, Mazloum A , Parque RJ , Harbottle EJ , Birmingham CL .
Knit for Health & Wellness: How to knit a flexible mind and more.. Betsan Corkhill (2014)

Sal con un Valiente

Estándar

Sal con un valiente​…

Amort

Pablo Arribas

 

http://www.eluniversodelosencillo.com/sal-con-un-valiente/

No existe hombre tan cobarde como para que el amor no pueda hacerlo valiente y transformarlo en héroe.
Platón

El mensaje es claro: sal con un valiente[1]. Esto no quiere decir que intentes, a ser posible, salir con un valiente, no. Quiere decir que salgas con un valiente. Con un valiente o nada.

Nadie debería enamorarse de alguien que, tras el tiempo suficiente, no sea capaz de decirte:“mi apuesta eres tú”. All in. Todo el mundo merece escuchar, al menos, un “¿sabes qué?, me la juego contigo”.

Al igual que tú, he visto a personas reaprender un deporte tras perder algunas partes de su cuerpo; he visto a gente trabajar meses o incluso años sin cobrar y a otros trabajar en un restaurante de comida rápida para terminar y ponerse a escribir, pintar o bailar porque eso no les da aún de comer; y he visto a un hombre que no puede vocalizar ni coger un lápiz revolucionar la ciencia… Y aún así, siempre hay alguien que dice: “no, es que no es mi momento”, “es que estoy centrado en mi trabajo”, “es que salgo de una relación” y demásexcusas para llevarse el polvo pero dejar el mueble. Si hay amor se encuentra la manera.

Vivimos en una época donde no hay dragones que matar ni tierras que conquistar, y donde el acceso a recursos y las oportunidades son tan abundantes que saber lo que se quiere e ir tras ello constituyen el único espacio para el heroísmo. Hoy, el (principal) problema no es que no se pueda, sino que no se quiera lo suficiente. La mayoría de cosas que no hacemos no es por dificultad, es por falta de amor.

Creo que la valentía es el valor más grande que puede tener un ser humano. Un valiente arriesga, elige, toma partido, se hace responsable y crea su destino. Es el capitán de los optimistas, pues no solo ve lo bueno sino que lo persigue sin negociar. Una persona así solo puede hacer tu vida más rica.

Como le gusta decir a Álex Rovira, “el coraje, más que la ausencia de miedo es la consciencia de que hay algo por lo que merece la pena que arriesguemos. El coraje es la fuerza del amor al servicio de la consciencia”. Y es que coraje y amor son atributos que se ven en el espejo: el que ama, arriesga y el que arriesga, ama.

“Detrás de alguien que arriesga, hay alguien que ama.”

Cuando no sepas dónde están esos valientes, fíjate en los que dicen sí diciendo no, pues detrás de alguien que renuncia hay una persona que elige, detrás de alguien que elige hay una persona que arriesga y detrás de alguien que arriesga hay una persona enamorada. Donde hay un valiente, hay un amante.

Lo que diferencia a alguien valiente de un “cobarde” es que no se queda parado ante la bifurcación pensando en lo que pierde o en lo que renuncia, sino que ve en ti una victoria y ganancia suficiente como para no tener que mirar atrás. No se echa a un lado pensando que siempre puede venir algo mejor, porque acepta que el mundo es imperfecto, que tú lo eres… que los dos lo sois. Sabe que lo importante no es ni la realidad, ni lo que hay, sino lo que podéis llegar a crear, y para eso no hace falta ser perfectos, hace falta ponerse manos a la obra.

Un persona valiente no está pensando en las chicas o en los chicos que deja escapar, está pensando en ti. Eres su apuesta y su elección, y cualquier otro lugar le parece segunda división.

Nunca verás a un valiente haciendo una lista de pros y contras, porque para ellos el amor no es un mercado ni tú un producto más. Las decisiones racionales las deja para los yogures o las hipotecas, nunca para sus sueños. Nadie se hizo rico apostando en pequeñas cantidades.

“Los valientes se la juegan porque “esa aventura no se la pierden”.

Si lo piensas bien, muchos de los dolores de cabeza amorosos que has tenido podrían haberse evitado saliendo con un valiente. Así que, la próxima vez que vayas al mercado de parejas de viaje, solo tienes que abrir los ojos y mirar de una forma que quizás no hayas hecho antes: en lugar de buscar por la categoría belleza, profesión, estudios, o dinero, busca por la categoría sé quién soy/sé que quiero. Desconfía de lo pulcro, los cánones y lo resplandeciente, y fíate de la sangre y lo sucio, pues los valientes están llenos de arañazos y cicatrices, aunque a veces no se vean. Los valientes se baten el cobre, son los que bajan a la arena y se la juegan porque esa aventura “no se la pierden”. Es muy difícil encontrar a un valiente con el traje impoluto.

Un valiente no entiende la estúpida forma que tiene la cultura de valorar el éxito o el fracaso y la pérdida o la ganancia, pues cree que a nadie que lo ha dado todo se le puede exigir nada y que lo único que verdaderamente se puede perder en la vida no es una pareja, un partido, un sueldo, etc., ellos saben que lo único que verdaderamente se pierde en la vida son oportunidades.

**Hemos tenido que desactivar los comentarios de este post temporalmente por los problemas que ha habido debido a las decenas de miles de visitas que han tenido la web detenida una semana. Perdonad las molestias y gracias a los más de 1 millón de personas que ya habéis leído este post. Podéis comentarlo en la página de Facebook.
Y, si tuiteáis, #salconunvaliente

[1] *(Y digo un valiente como digo una valiente. Me niego a afear un post con arrobas y barras si puede sobreentenderse).

El impacto de nuestras decisiones

Estándar

Cada decisión que tomamos afecta directamente nuestro estado de ánimo y la relación que tenemos con nosotros mismos, con quienes nos rodean y con el mundodecisiones. Nos aumentan la fuerza vital o no la apagan dependiendo de la coherencia que tengan con nuestro deseo más profundo, esa llama interna que nos dispara para vivir el día a día con la tan anhelada “pasión por lo que hacemos”, o por el contrario nos roba la energía para vivir, disfrutar y hacer nuestros días una experiencia única; de ahí la importancia de no andar corriendo por la vida, tomando decisiones precipitadas que favorezcan a uno u a otro, tomate tu tiempo, permite que las cosas se decanten solas, “no tomes hoy una decisión, si tú intuición te dice que esperes a mañana” y pregúntate ¿Cómo esto aporta a mi propósito de vida?, pues la elección consciente te llevará al camino que deseas recorrer.

Cualquiera que sea tu decisión, ten presente que siempre vas a encontrar obstáculos, pero cuando esa decisión te aporta realmente a tu propósito, lo vas a ver como un reto, tendrás la fuerza, el coraje y las posibilidades al alcance de tus manos. Alimenta tu llama día a día con decisión, con autonomía, con amor… permítete contemplar sin prisa tu propia vida, observa con curiosidad tu presente, tomate el tiempo para responder a la pregunta ¿quiero que mi llama arda de forma genuina?, ¿quiero contagiar a quienes me rodean con mi esencia?, entonces la respuesta la encontrarás en el fondo de tu corazón.

Es importante comprender cuando actuamos en piloto automático, el reconocer la respuesta automática nos permite respirar la situación y desactivar al autómata que hay en cada uno de nosotros, permite pensar en lo que queremos y no en lo que debemos… porque generalmente le debemos a los demás, al jefe, a los papás, a los hijos a todos menos a nosotros mismos, tomarse el tiempo para pensar en qué es lo que queremos realmente nos permite conectar las acciones y descubrir que el presente que hoy vivimos nos otra cosa que el resultado de nuestras elecciones.

Suele suceder que los pensamientos saboteadores impiden llegar a la acción, un término muy de moda “con que tiempo!!!!” y suspiramos con un gruñido, procastinamos en lugar de actuar. Esto  no significa nada sobrenatural, por el contrario es más frecuente de lo que pudiésemos pensar. Cuando esto pasa significa que el inconscientemente nos sabotea, nos dejamos ganar del miedo… solo déjalo fluir y pregúntate sí te mereces tener todo lo que tienes entonces ¿por qué tomas decisiones que te alejan de los resultados que te propones? definitivamente el reflexionar acerca de esto confiere fuerza para levantarse y hacer las cosas.

Descubrir nuestros propios compromisos internos es una labor que nos ayuda a liberarnos, pues estos  están arraigados en nuestra mente desde que apenas éramos unos niños, juegan con nosotros, nos manipulan llevándonos a satisfacer los deseos primarios y siempre están llamando nuestra atención, entrar en comunión con ese ser interior que requiere de nuestro cuidado, nos va a permitir satisfacer sus necesidades y enfocar la energía en metas más audaces que permitan liberarnos de los esquemas culturales y encontrar la pasión necesaria para perseguir los deseos más profundos del corazón…. ¿Cuando te vas a dedicar un tiempo a para quererte?

No la pasamos en medio de una batalla interna, intentando entender el porqué nos suceden las cosas, mientras la vida sigue girando, no la pasamos tratando de descubrir que nos hace falta para llevar todos esos sueños a la acción, a nuestra realidad, tenemos una venda que nos hemos puesto nosotros mismos, una venda que nos impide ver todo los positivo que hemos logrado y  los recursos que tenemos en nuestras manos. Descubrir esos talentos propios nos permite  comenzar a construir desde lo positivo en lugar de empezar por la carencia.

Reconocer las necesidades primarias, los recursos y los talentos es una buena forma de empezar. La verdad libera el conflicto interno entre comprometerse con lo que “tengo” que hacer y hacer “lo que me hace feliz”. La verdad permite comprometerse con metas realistas y alcanzables que nos acercan a la plenitud, acordes a todo el infinito caudal de posibilidades  internas, la verdad nos lleva a la consciencia de comprender que nuestro presente es el resultado de nuestras propias decisiones y que seguramente el futuro será el reflejo de lo que hpoy elijamos.

No se trata de salir corriendo detrás de una nueva vida, se trata de mirarnos a nosotros mismos con compasión, aceptar lo que somos y hacer lo que profundamente amamos.

No dejes de correr detrás de tus sueños, para correr detrás de los sueños de otros….

Mi mamá y Yo

Estándar

Desde que decidí venir al mundo mi madre, me ha acompañado y ha sido mi cómplice en muchas de mis aventuras, tuvo la osadía de llevarme adentro sin saber lo inquieto y curioso de mi propio ser, me ha cuidado cuando no pude hacerlo por mi misma y aún hoy lo haría a pesar de sus más de 60 años, con el mismo amor con el que lo hizo desde el primer día que me tuvo entre sus brazos.

Mi mama y yo 1

Mi mamá decía “siempre quise tener una niña para muñequiarla”, quien lo iba a creer que después de uno volverse viejo le van a seguir alcahueteando todo lo que se le ocurre… Una mujer guerrera y trabajadora, como muchas de las madres de los lectores, una mujer que lo dio todo por sus hijos con su lema favorito “Quiero para mis hijos lo que yo nunca pude tener”, el mismo lema que muchas de las mujeres colombianas desde las Wayuú hasta las Amazonas seguramente se repiten día a día desde que traen sus hijos al mundo.

Extraño sus caricias y su sazón, el calor de mi pueblo y una tarde cualquiera en que decidíamos irnos para el centro de compras por todas las cacharerías que existen, simplemente como lo que somos dos amigas que van por ahí sin importar a donde lleguen.

Como la mayoría de las madres, la mía Doña O, ha sido el ser que más ha creído en mí su amada hija, siempre supo que yo sería algo más… que estaba destinada a salir de la vida de pueblo, aunque yo misma no lo sabía, ella con su mejor intuición de bruja ya lo había visto, fue así como nunca desistió a pesar de que yo lo hiciera en varias oportunidades y abandonara todo dando un portazo para comenzar una nueva vida, la constancia que ha tenido mi madre con la vida es el mejor legado que puedo heredar.

Fueron muchas las noches que trasnochó a mi lado, se fue convirtiendo en mi confidente cuando por fin dejé la rebeldía de la adolescencia y con su mejor sonrisa estuvo siempre ahí para preguntarme ¿y que piensa hacer?, síntoma claro de su respeto y determinación de enseñarme que la vida la resuelve cada uno, que cada paso que decido es mi propia responsabilidad y que pasara lo que pasara ahí estaría siempre para ayudarme a levantar o para celebrar las victorias.

Gracias a ese ángel terrenal y a muchos otros, hoy puedo caminar con la mirada en alto y con la plena tranquilidad de haber seguido a mi corazón para construir mi propio destino, gracias máma por haberme dado todo y más, por estar en mis días a pesar de la distancia, por haberme apoyado en cada respiro de vida…

Tu nuñeña

Ahora no tengo tiempo…

Estándar
Ahora no tengo tiempo…

Vivimos corriendo de un lado para otro en medio del caos de la cotidianidad.. porque tenemos que levantarnos temprano, llevar a los chicos al colegio, llegar a la oficina, hacer mercado, ir al gimnasio, cumplir con los compromisos, volver a la casa, terminar los trabajos pendientes de la oficina, alistar la ropa para el otro día, porque toca volver a madrugar y entonces se nos va la vida esperando que llegue el viernes para poder tener un ratico de felicidad consigo mismo y con el esposo o la esposa y los hijos y todas las personas que amamos.

Es curioso como las personas responden al unísono “cuando me retire tendré tiempo para dedicarme a lo que me gusta” dejando escapar sus oportunidades, siguiendo la rutina, viendo como la vida se pasa por delante mes a mes, reciben su pago y así como llega se va en todos los compromisos que deben cumplir, cotizando para la pensión porque es la esperanza de tener por fin un espacio para vivir la vida…

Si no es ahora entonces cuando?

Ya vendrá dice la gente con un gesto de no te preocupes, ya habrá tiempo para eso…. si nos sentamos a esperar la ilusión del mañana nos llenamos de razones para dejar pasar los días con negligencia, la responsabilidad de ser feliz es de cada uno, no la vamos a encontrar en los bienes materiales, sino en el fondo del corazón, él siempre sabe la respuesta.

Después? después de qué, de estudiar, de hacer un posgrado, de conseguir un buen empleo, después de casarse y tener un hijo, después de tener el otro hijo para que le haga compañía al primogénito… esperamos a hacer todo lo que se “debe” hacer para encajar en la sociedad y postergamos indefinidamente nuestra propia razón de ser.

Pasamos los días en medio de una eterna esperanza de terminar esta etapa y entonces todo será mejor, como sí hoy no tuviéramos en nuestras manos el tesoro de la felicidad, y cada vez nos creamos una nueva necesidad para alcanzar la plenitud. La vida está llena de retos y alegrías, como también está llena de momentos, cada quien elige en que gastar su tiempo, procura gastar el tuyo en experiencias que te acerquen a tu propio concepto de felicidad y a disfrutar cada momento a tu mejor estilo.

Vive la vida, da gracias el cielo por un nuevo día , los milagros ocurren en tu vida todos los días, si no los ves ponte tus mejores lentes, alégrate de estar en este mundo, regálale una sonrisa a tu vecino, conquista tus sueños con pasión, baila con tu destino.

Como bien lo decía la Madre Teresa de Calcuta Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco,
los días se convierten en años… Pero lo importante no cambia,tu fuerza y tu convicción no tienen edad. Tu espíritu es el plumero de cualquier telaraña. Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida. Detrás de cada logro, hay otro desafío.
Mientras estés viva, siéntete viva. Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo. No vivas de fotos amarillas…
Sigue aunque todos esperen que abandones. No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de lástima, te tengan respeto. Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina. Cuando no puedas caminar, usa el bastón…
¡Pero nunca te detengas!

El momento para ser felices es ahora